jueves, 23 de diciembre de 2010

CONCEPTOS DE INTERÉS (2)

Cualquier enfermedad se puede dividir en:

-Etiología. Estudia las causas que producen la enfermedad.
-Patogenia. Estudia los mecanismos que producen la enfermedad.
-Fisiopatología. Estudia la causa del funcionamiento anormal de órganos y sistemas.
-Anatomía patológica. Estudia la lesión que produce la enfermedad.
-Semiología. Estudia las señales de la enfermedad.

Las primeras manifestaciones de una enfermedad pasan por un periodo de incubación, después aparecen una serie de síntomas específicos dando lugar a manifestaciones clínicas, y posteriormente llega el periodo de convalecencia del enfermo.
Cualquier enfermedad ya instaurada puede emperorar llamándose entonces que se está sufriendo una exacerbación del proceso.
Si mejora y vuelve el enfermo a empeorar se llama recrudencia.
Si se está convaleciente y se empeora entonces lo llamamos una recaida.
Finalmente cuando el estado es de salud y se vuelve a enfermar estamos hablando de recidiva.
La primera y más importante sintomatología de la Espondilitis Anquilosante es el dolor, después la inflamación, la rigidez, el desgaste, la atrofia, la anquilosis...
El dolor es un proceso nocivo eléctrico que se propaga hasta el sistema nervioso central (S.N.C.).
Este estímulo se origina en las terminaciones nerviosas y se desplaza transmitiendose hasta la médula espinal mediante los nervios periféricos.
Conociendo bien el tipo de dolor, el especialista puede llegar a indicar al enfermo la patología que le aqueja.
El reumatismo tiene un dolor caracteristico, unas veces mejora dicho dolor con el movimiento y otras empeora (espondilitis, artritis, artrosis...)

miércoles, 22 de diciembre de 2010

INTERPRETAR UNA ANALÍTICA (9)

MODELO DE PETICIÓN NORMAL DE ANALÍTICA DE SANGRE EN EL SEGUIMIENTO DE LA ESPONDILITIS ANQUILOSANTE.



Clic en la imágen para ampliar.

GUÍA EN IMAGENES (8)

GUÍA DEL PACIENTE CON ESPONDILITIS ANQUILOSANTE.


VIDEO INFORMATIVO (14)

¿QUÉ ES LA ESPONDILITIS ANQUILOSANTE?

video

martes, 21 de diciembre de 2010

CONCEPTOS DE INTERÉS (1)

La salud y la enfermedad.
Vuelvo a reiterar que cuando comencé a notar los primeros síntomas de la Espondilitis Anquilosante tenía 19 años, y a punto de alistarme para hacer el Servicio Militar ("La Mili"), toda mi vida se vio truncada en diferentes campos.
La salud es lo más preciado que una persona puede tener, y aunque es un tópico, sólo la apreciamos cuando perdemos ese estado de salud y enfermamos.
El estado de salud abarca tres frentes, a saber: El estado físico, el psíquico y el social.
Cuando contraje la enfermedad (E.A.), mis organos empezaron a carecer de esa salud, mi estado psíquico se alteró y estas dos circunstancias influyeron en mi círculo y bienestar social.
El ser humano se encuentra en el medio de una balanza. En el plato de un lado está la salud, y en el otro plato nos encontramos con la enfermedad. Esta balanza a lo largo de nuestra vida se puede inclinar lo mismo a un lado que al otro. La enfermedad es un proceso que afecta a un ser vivo. Una afección que altera el estado de salud provocado por diversos factores (en el caso de la Espondilitis Anquilosante, un desajuste en el sistema inmunitario, una reacción excesiva de células defensivas).

Hay enfermedades temporales e indefinidas.

Cualquier enfermedad crónica limita y dificulta la vida personal.
Las temporales pueden curarse sin dejar ningún tipo de secuelas.
Otro grupo de enfermedades son progresivas e indefinidas y pueden dar lugar a la muerte, bien por si solas o combinadas con otras patologías asociadas u oportunistas.

lunes, 20 de diciembre de 2010

GUÍA EN IMÁGENES (7)

LA IMPORTANCIA DE LA REHABILITACIÓN EN LA ESPONDILITIS ANQUILOSANTE.