domingo, 8 de mayo de 2011

SUPUESTOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS BILOLÓGICOS (6)

Una vez valorada toda la sintomatología (lupus like), el reumatólogo me recetó unas pastillas cuyo principio activo era la hidroxicloroquina. Hace ya años tomé ese medicamento pero no me alivió nada mis dolores. Como ocurrió anteriormente, antes de tomar la hidroxicloroquina, es preceptivo pasar una revisión ocular con estudio del fondo del ojo, toda vez que el medicamento en cuestión puede causar efectos no deseados en la visión, es recomendable una revisión al comienzo del tratamiento y seguir con controles periódicos mientras dure dicha toma y prescripción.
Estuve poco tiempo tomando la hidroxicloroquina, no me aliviaba en nada el lupus y además volvió a producirme cierto malestar y náuseas, como en años anteriores. Previa consulta al reumatólogo se retiró dicha medicación.
Como seguía teniendo las manchas en la cara y la sensación de quemazón, se buscó la solución de alargar el tiempo de inyectarme el biológico. En vez de pincharme cada 15 días, pasaría a ser una vez cada 3 semanas, y a esperar el resultado.
Tras varios meses de la aplicación de la nueva pauta, el dolor aumentaba de forma moderada y alguna pequeña rigidez matinal comenzaba a hacerse notar.
Era evidente que no podía reducir la dosis del biológico Enbrel. Tenía la esperanza de que al reducir la inyección mejorase del lupus, lamentablemente no fue así, por lo tanto volví otra vez de nuevo a inyectarme mi dosis habitual de una inyección de 25 mg cada 15 días.
Al alargar en el tiempo el periodo de la inyección y su consiguiente aumento del dolor, se ha podido comprobar que la espondilitis la tengo aún en la fase activa. Los reumatólogos explican que con la edad la espondilitis suele entrar en periodo de remisión y se estaciona, eso sí, siempre padeciendo las secuelas que haya dejado en el cuerpo a través de los daños articulares, óseos y de otra indole.
Sigo con la sitomatología del lupus, tengo que evitar el sol y cualquier fuente de calor al tener fotosensibilidad (respuesta exagerada de la piel a la luz solar o ultravioleta). Cada vez que salgo a la calle, debo de protegerme brazos y cara con crema solar con la más alta protección, gorra o sombrero y gafas de sol.
Espero que se mantenga el lupus en este estado y no aumente tanto en intensidad como en extensión.

No hay comentarios: