viernes, 22 de abril de 2011

SUPUESTOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS BIOLÓGICOS (3)

Regresé  a la consulta de dermatología el día indicado. Para mi sorpresa el cultivo de las uñas había salido negativo, no eran hongos. ¿Entonces qué era eso?. Todo parecía indicar que eran hongos, pues nada. La analítica de sangre estaba normal. Ante esto, la dermatóloga me dijo que podría tratarse de pequeños traumas en las uñas, una patología perteneciente a la onicodistrofia.
¿Hay que descartar entonces toda relación de efecto secundario del biológico?, todo indicaba que así era.
Me prescribió unos parches adhesivos para pegarlos en las uñas afectadas.
La vuelta a su consulta quedaba supeditada a la no mejora de la sintomatología. Si todo iba bien, y el medicamento hacía efecto, era obvio que no tendríamos que volver a vernos (cosa que después sucedió por unas manchas aparecidas en la piel).
El nombre comercial de los parches era Fine vin Plus (los había también sólo Fine vin). Los apósitos Fine vin Plus son una lámina extrafina con una capa adhesiva que sellan la uña normalizando su equilibrio hídrico (equilibrio de agua en los compartimentos intracelulares y extracelulares del organismo), se adhieren a la uña y se puede uno duchar y lavar sin problemas de que se despegue.
Las uñas quedan protegidas. Los parches contienen Sertaconazol (Antimicótico de amplio espectro, dermatofitos, hongos filamentosos oportunistas, levaduras y gérmenes gram+), componente para neutralizar hongos y bacterias impidiendo la infección y la diseminación.
Hay tres tamaños de parches, S, M, y XL, compré en la farmacia (no entraba en el seguro médico) la S y la XL, para recortar y adaptar a cada tipo de uña. Me los cambiaban (debido a mi anquilosis de espalda lo tenían que hacer los ATS) una vez a las semana.
La onicodistrofia afecta a una parte considerable de la población, y la incidencia y prevalencia de las arteraciones del crecimiento de la uña aumentan con la edad. Los pacientes inmunodeprimidos, ancianos, diabéticos... presentan alteraciones con mayor frecuencia que el resto de la población.
La onicodistrofia tiene una evolución muy lenta que además es diferente en las uñas de las manos y de los pies, debido al distinto ritmo de crecimiento.
Las patología con las que se la relaciona son, onicomicosis, psoriasis, dermatitis atópica...
También se producen con frecuencia distrofias de origen traumático.
Entre el 3 y el 8% de la población europea sufre onicodistrofia.
Al mes de la aplicación de los parches ya iba notando mejoría notable, las uñas ya no estaban tan negras. Las partes de las uñas afectadas se desprendían dejando paso al crecimiento de uñas sanas.
Poco a poco las uñas volvieron a su apariencia normal. El problema se había solucionado.

martes, 19 de abril de 2011

SUPUESTOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS BIOLÓGICOS (2)

Una mañana al ducharme me dí cuenta de que tenía algunas uñas de los pies de una tonalidad oscura. Al principio no le dí mucha importancia, pero a medida que pasaba el tiempo veía que aparte de irse oscureciendo más las uñas afectadas, el resto comenzaban a seguir el mismo proceso. No sentía ni dolor, ni ningún tipo de molestia. Las uñas se ponían duras y gruesas. Al notar que iba en aumento todo lo descrito, se lo consulté al médico de cabecera. El médico ante la primera valoración le parecío que estaba sufriendo de hongos, me recetó un líquido para darme las uñas con un pincel. Estuve algunos días con ese tratamiento pero no mejoraba nada. Me hizo un volante y me pidió cita en la consulta de dermatología.
Cuando me llamaron del Hospital Comarcal Valle de los Pedroches, tomé el informe médico, la analítica que me habían hecho con motivo de la última revisión en el Servicio de Reumatología del Hospital Reina Sofía de Córdoba.
La dermatóloga leyó el informe médico y me preguntó algunas cosas referente a mi enfermedad. Me estuvo examinando los dedos de los pies y las uñas, y ya ante ese examen apuntó a que no fuesen hongos lo que tenía en las uñas. Para tener la completa seguridad, pidió a la enfermera que le entregase un kit para raspar algunas uñas y hacer un cultivo en el laboratorio.
Ante la espera de los resultados, me volvió a dar una nueva cita, también me solicitó una nueva analítica.
Era una dermatóloga muy amable y simpática, era de Argentina, y al comentarle que tenía un blog en la red, me pidió la dirección para echarle un vistazo. A pesar de ser dermatóloga, conocía bastante bien las terapias biológicas. Cuando hablamos en torno a las espondilitis anquilosante, como era lógico le dedicamos unos minutos a los biológicos. Le hablé de como había tenido que dejar de inyectarme Humira (adalimumab), y ahora llevaba ya como dos años con Enbrel (etanercept). En principio no tenía porque haber una relación entre los de las uñas y el biológico, aunque en los posibles efectos secundarios pueden darse casos de apariciones de hongos.
*Se han notificado infecciones graves y mortales; los patógenos identificados incluyen bacterias, micobacterias (incluyendo tuberculosis), virus y hongos. (Párrafo extraido de un prospecto de Enbrel en el apartado de infecciones graves).

*Fuente: http://prospectos.org/prospectos/enbrel-25mg-4-inyectables-1ml/

lunes, 18 de abril de 2011

SUPUESTOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS BIOLÓGICOS (1)

Antes de comenzar con estas entradas, que tratan los supuestos efectos secundarios, que vengo padeciendo como consecuencia de la administración de las terapias biológicas, tengo que hacer unas importantes aclaraciones:

1-.Ningún medicamento está exento de producir en el organismo efectos secundarios.
2-.Una vez aparecidos se debe valorar si se sigue o se abandona la medicación.
3-.Esta decisión debe ser tomada por el enfermo y su médico especialista.
4-.A veces es mejor tener algún efecto secundario que padecer la enfermedad.
5-.No es fácil hallar una relación directa de efecto secundario y medicamento.
6-.La enfermedad puede cambiar a lo largo de su evolución sin inducción del medicamento.
7-.Lo que a un enfermo le va bien, a otro puede que no sea así.
8-.Si leemos los efectos secundarios y nos preocupamos no nos tomamos ni una pastilla.
9-.En cualquier prospecto de medicamentos existen muchos efectos secundarios.
10-.Lo que le suceda a un enfermo no tiene porque pasarnos a nosotros.
11-.Es positivo que el enfermo esté informado de las adversidades pero sin obsesionarse con ellas.
12-.El enfermo debe consultar con su médico ante algo extraño que le suceda.
13-.Nunca cambiar la dosis ni abandonar un tratamiento sin comunicarlo al médico.
14-.La información que describo es a título personal y basada en mi propia experiencia, sin ser por ello una generalidad a tener en cuenta por otros enfermos.

De lo primero que me di cuenta fueron unas manchas rojas en la zona que va desde el hombro al codo.
Posteriormente las uñas de los dos pies se pusieron negruzcas, duras y desprendiendose gradualmente.
Finalmente me aparecieron zonas rojas en ambas mejillas de forma similares.
Todo ello fue revisado y analizado por el especialista correspondiente (dermatólogo), llegando a las conclusiones y tratamiento que paso a relatar.